Inicio

La Coruña, con L de libertad

Imagen: La Coruña, con L de libertad

Doma y castración del Reino de Galicia

 

Reyes Catolicos Galicia

Nacionalismo en las aulas

juventud nazionalista

1980

 

cartel 1980 300x136

 Decía Tocqueville en su famosa y magistral La Democracia en América que: "una asociación política, industrial, comercial o bien científica o literaria, es un ciudadano ilustrado y poderoso que no se puede sujetar a voluntad ni oprimir en las tinieblas, y que al defender sus derechos particulares contra las exigencias del poder, salva las libertades comunes".
Y de eso se trata, de salvar la libertad amenazada por la deriva de una política autonómica que ha desbordado la constitución vigente en la que teóricamente se basa su legitimidad y se ha convertido en una amenaza cierta para la libertad, la democracia y los derechos civiles de los españoles sea cual sea la parte del territorio nacional donde residan.

Y por ello, Gloría Lago y José Manuel Pousada han presentado en el Palexco de La Coruña la asociación Galicia Bilingüe, asociación dedicada a la defensa de los derechos civiles de los españoles hispanohablantes en Galicia, España.

Ante un auditorio muy numeroso, casi lleno el local con capacidad para más medio millar de personas, lo han hecho con sencillez, entereza, valentía y convicción. Y cuando existe decencia y convicción, el discurso suena sincero y se comunica ¡Vaya si se comunica!

Algo muy diferente, por cierto, de la cháchara barroca y leguleya de buena parte de nuestros políticos, galleguistas, centristas, pesebristas y veletas que considera al ciudadano como un cliente medio cretino al que hay que volver a engañar cada cuatro años haciéndole votar mercancía averiada con la mejor sonrisa de vendedores de crecepelos.

Si las facultades y personalidad de Gloria Lago han sido un feliz hallazgo para este observador, su comedido discurso fue extraordinariamente interesante, si bien pone los pelos de punta a cualquier persona que no quiera resignarse a no ser llevado del ronzal. Pues denunció con toda serenidad la letanía de atropellos, falsedades y felonías en las que se basa el proyecto nacionalista de normalización lingüística impuesto por la Junta con el dinero de nuestros impuestos y con la complicidad del partido socialista, otrora definido con notable sentido del humor negro como un partido internacionalista proletario opuesto al caciquismo localista.

Tras denunciar la represión y caza de brujas que sufren los profesores, maestros y alumnos que hablan en español, incluso nombró valientemente la bicha con una cita del mediocre y sectario Castelao, convertido en genio y mártir por las hagiografías galleguistas oficiales.

E insistió en la necesidad de poder elegir, idea básica, leit motiv de la asociación. Y en que hay que vencer al miedo.

En su intervención José Manuel Pousada concretó cuatro puntos a tratar de conseguir de modo inmediato:

El que los rótulos y señales en centros e instituciones oficiales estén escritos en ambos idiomas.

La elección por padres y alumnos de la lengua en la que desarrollar la enseñanza que han de recibir.

Que el conocimiento del gallego no sea indispensable para la persona que aspira a trabajar en la administración pública, y sea valorado en todo caso de acuerdo a un baremo racional y justo.

Que no existan subvenciones encubiertas que trastornen la libre competencia y la libre circulación de personas e ideas.

En resumen, que no se establezca un "arancel lingüístico" de carácter anticonstitucional dirigido al fomento y conservación del caciquismo, de la mediocridad autóctona y expulsión de los mejores, arancel pagado en todos los sentidos por los perjudicados.

Para finalizar el acto se anunciaron varias acciones: un contencioso administrativo contra el reciente decreto 124/2007 del falso 50%, una encuesta para tratar de conocer la realidad actual verdadera en cuanto a extensión y opciones lingüísticas. Y otro, más ambicioso, la modificación en un sentido respetuoso con los derechos civiles de la lamentable ley gallega de normalización lingüística, burda copia de la catalana, perpetrada en su momento por el PP.

Gloria Lago invitó a todos los asistentes a conseguir firmas en defensa de la libertad de los hispanohablantes y en contra del citado decreto y a ayudar en esta tarea, en la que tanto nos jugamos los ciudadanos.

Hubo muchos aplausos y un breve coloquio cerrado por Plácido, no el del motocarro de Berlanga, sino un buen profesor de gallego, ya jubilado. Si Berlanga subastaba pobres en Navidad como obra benéfica, ahora no con menos impostura, la Junta subasta gallego- parlantes a precio de oro todo el año entre las muchedumbres bien pensantes. Nuestro buen profesor nos explicaba con nostalgia, igual que en los lejanos setenta, que el gallego era muy débil y había que ayudarlo en contra del español. ¡Qué tiempos aquellos!

La Coruña, 29 de noviembre de 2007



Otro sí dijeron en el momento procesal correspondiente:

Federico Jiménez Losantos:
"De lo que no se dan cuenta en Madrid es de que nombrar las cosas es poseerlas. Es un certificado de propiedad. Si las nombras en catalán son sólo de los catalanes que hablan en catalán. Y si no hablas en catalán no tienes derecho a esas cosas. Es una idea muy tribal pero muy eficaz si, además, se acompaña de represión"


Pérez Reverte:
Este es un país de ignorantes gobernados por sinvergüenzas.