Inicio

La Coruña, con L de libertad

Imagen: La Coruña, con L de libertad

Doma y castración del Reino de Galicia

 

Reyes Catolicos Galicia

Nacionalismo en las aulas

juventud nazionalista

1980

 

cartel 1980 300x136

San Millán de la CogollaEl jefe del consejo de ministros de SM se ha dignado adornar con su ilustre persona el congreso sobre el valor económico de la lengua española celebrado en san Millán de la Cogolla a partir del 26 de octubre. Si Gonzalo de Berceo hubiere vivido más tiempo habría notado con satisfacción como la entonces balbuciente pero animosa lengua de hombres libres (Castilla era “un islote de hombres libres en la Europa feudal” nos recuerda Sánchez Albornoz) que empleó para contar los milagros de Nuestra Señora se había difundido por todo el mundo.

primer texto en españolEs bien sabido que el español es una de las lenguas occidentales más importantes del mundo, la segunda en cuanto a número de hablantes, después del inglés y que se encuentra en amplio desarrollo universal excepto curiosamente en España donde el sectarismo nacionalista, la violencia separatista, y el oportunismo caciquil intentan eliminarla junto con la libertad, (con la que se haya íntimamente unida desde su origen), del pueblo español, en todos los lugares allá donde dominan.

En el mundo de la globalización y la supranacionalidad el español es una oportunidad de competitividad. Porque en este momento de la humanidad, en este siglo del conocimiento, son las ideas más importantes que las materias primas y los países que prosperan son aquellos que apuestan por la apertura económica, la eliminación de obstáculos a la creación de empresas, las desregulaciones, la inversión en educación y desarrollo tecnológico, los recortes y simplificación de impuestos. Pero aquí, el instinto aldeano, el caciquismo regionalista, la memez enmucetada, y, en lo político, el matrimonio contra natura entre socialistas y nacionalistas, hacen que los esfuerzos se malgasten. Contra la sociedad civil se pretende encorsetar la dinámica de la sociedad y la actividad económica convirtiendo las lenguas locales en lenguas administrativas de uso litúrgico o sacramental, ninguneando las ediciones de libros en español y entorpeciendo el desarrollo de uno de los bienes más importantes desde el punto de vista espiritual, cultural y también económico que tenemos los españoles.

Si San Millán se encuentra ligado al nacimiento de la lengua española como lengua de cultura, también se halla unido a tradiciones legendarias como las de los siete infantes de Lara cuyas supuestas tumbas se encuentran en el monasterio de arriba, llamado el Suso. Pero el asesinato de los siete infantes de Lara, señeros miembros de la antigua aristocracia castellana, va ligado a la historia de una traición: la de doña Lambra, ilustre antecesora del risueño principal responsable de la actual feliz gobernación española.

Ojalá San Millán, con todos los valores simbólicos que representa, se termine convirtiendo también en su propia tumba política. Pero, no obstante, la tradición dice que la traidora Doña Lambra se ahogó en la laguna negra de Neila, y si sus rasgos faciales desaparecieron en la negritud insondable de la desmemoria, queda el mito imborrable que nos recuerda que la traición y sus compañeras: la codicia, la ambición, la ignorancia, el fanatismo y la hipocresía, encarnan de vez en cuando entre los gobernantes y pueden llevar a los pueblos infelizmente desmemoriados al desastre.
___________________________________

Nota :La imagen muestra la página 72 del Códice Emilianense 60 del monasterio de San Millán de la Cogolla (La Rioja). En ella puede apreciarse el texto de una homilía en latín a la que el monje copista ha hecho sus propias anotaciones (glosas) en castellano entre líneas y al margen del texto. Esta página recoge la frase más larga que existe en todo el Códice en ese castellano arcaico.Es interesante que en este mismo Códice, aunque en otras páginas, se recogen también dos anotaciones, hechas por el mismo monje, en vascuence. Se trata del más antiguo testimonio escrito conservado de dicha lengua.