Inicio

La Coruña, con L de libertad

Imagen: La Coruña, con L de libertad

Doma y castración del Reino de Galicia

 

Reyes Catolicos Galicia

Nacionalismo en las aulas

juventud nazionalista

1980

 

cartel 1980 300x136

cien doncellas... Pero, hay un problema. Y la culpa también la tiene el PP. Reinstaurar el tributo de las cien doncellas como medio de asegurar la alianza de civilizaciones resulta ahora casi imposible en la práctica. Porque, vamos a ver, ¿de dónde voy a sacar ahora nada menos que 100 doncellas?

(Lo captó un espía para Sarastro)

Una vez que he experimentado el invento con la civilización etarra, además de la catalana, y he promocionado a Montilla, quien la ha constituido consigo mismo, no hay sitio como Turquía para extender mi buena nueva de la alianza de civilizaciones. Una Turquía cuyo sistema laico impuesto por el gran Mustafá Kemal tras la Primera guerra mundial, según me chiva Moratinos, se encuentra también en crisis, amenazado por la ofensiva islamista desde dentro de las propias instituciones. ¡Como debe ser: no hay cosa más eficaz que hundir las cosas desde dentro! Pero, un país tan grande y musulmán que si va y se mete en Europa seguro que va a armar una gran carajera. Bien es verdad que esto del respeto al multiculturalismo como dicen nuestros filósofos apesebrados de guardia ya está inventado. Sí, me ha pasao el Turiño, cruzo los dedos...¡ a saber qué nueva desgracia va a atraernos después del agua, el aire y el fuego!, que la Turquía laica que pretendía cerrar el terrible pasado de la monarquía imperial fue muy criticada entonces por nuestros simpáticos amigos nacionalistas antepasados de nuestros cómplices actuales en la feliz gobernación de la Xunta: así, el gran teórico del nacionalismo gallego, el ilustre Premio de las Letras gallegas 1981, el galleguista Vicente Risco, mucho mejor que Suso del Toro y Rivas juntos, ¡qué gran maestro! ¡qué lucidez! cuando teoriza sobre el Nacionalismo con perlas tales como:
o derradeiro e cecais mais importante e o que podemos chamar nacionalismo reformista dos pobos estranos á cultura oucidental. E representado en la China por Sun Yat Sen, no Afganistán polo rei Amanullah, e principalmente en Turquía por Mustafá Kemal. Junto unha forte exaltación nacional c´ un derrocamiento cumprido da tradición, reveste carauteres do comunismo e do fascismo....o caso mais agudo e o de Mustafá Kemal que pode decirse é un verdadeiro asesino da sua patria....ata certo punto espricase pol a arela d´erguer a patria por frente dos oucidentais que asoballan con armas de guerra e de producion muy superior, e unha verdadeira aititude de desespero, que sacrifica a un éxito militar e industrial o verdadeiro ser da patria.

Pero la Turquía actual debe renegar de traidores a su civilización como el carcamal ese del Kamal, un malvado pro occidental vendido al oro de Bush que rechaza el ser tradicional turco. Nuestros aliados islamistas deben acabar con el anti tradicionalismo vergoñento e mimético que representa o kemalismo. Y si quieren entrar en Europa con barbas, chador y chilaba ¡pues que entren! Y es que también tiene razón el tal Risco ese, cuando afirma que:

Eis a sinificación do celtismo na Estoria d’ Europa. Ora, na nacionalidade galega sinifica a superioridade indiscutible da nosa Raza sobre das razas morenas euroafricanas de Iberia, e pol o tanto la ixusticia de que sexamos domeñados y gobernados por iles. Sinifica a nosa potencialidá de crearnos valores culturais e sociais propios nosos e pol o tanto o noso direito a termos un valor internacional, y a inxusticia de que sexa Castela quen leve por nos a voz no mundo.

Talmente el sultanato, el harén del palacio de la Sublime Puerta. Una civilización como otra cualquiera. Hay que vengar Lepanto: ¡Lepanto Nunca mais!

Pero antes de ir a Ankara para empezar embajada tan decisiva para la suerte futura de la humanidad, y sólo por tres millones de euros de nada, lo que vale la decoración del camarote de invitados del nuevo yate del pocero de Seseña, no está de más hacer turismo y conocer civilizaciones y cosas, que hay que hacerse una culturilla para que no digan que no conozco más que el Bernesga y los cangrejitos retrógrados, ciegos y albinos de Lanzarote.
Gran Bazar de EstanbulY si no podemos ir a las rebajas de Harrods, que cosa tal no hay a las orillas del Cuerno de oro, qué metáfora tan bonita: “cuerno de oro”, la tengo que meter en algún discurso solemne, pues... Pero Sonsoles se ha empeñado y así claro, ya no queda resistencia que valga. Y en el famoso Gran Bazar dicen que se puede encontrar de todo y ahora que me coge entrenao con Ternera puedo negociar con cualquier vendedor. Sonsoles está empeñada en pillar una mágica alfombra voladora, que así no tiene que pedir aviones del ejército para ir a cantar ópera. Y hay que tener cuidado no sea que entre té de menta con miel y té de menta con miel, nos arrulle una nueva Sherezada con barba y turbante islamistas.

Y en un ambiente tan voluptuoso, se puede contar otra bonita historia de alianza de civilizaciones, la de la que fuera protagonista otro bizarro pionero colega y paisano: Mauregato el rey leonés hijo bastardo de Alfonso I el Casto y una mora de su harén, que ha pasao a la Historia por ser el instaurador del tributo de las cien doncellas.

Y eso que los antiguos nobles castellanos inspirados en las malas mañas de los jueces de extrema derecha Nuño Rasura o Calvo Laín que tenían la políticamente incorrecta osadía de pretender que la fortaleza de la sociedad se basa en la protección de la libertad y el derecho, sabotearon al paisano y colega Mauregato, en su multiculturalista afán de apaciguar los ánimos del poderoso Islam invasor e instalado en el Sur de España, cien doncellas al año mediante.El tributo de las cien doncellas

Pero, hay un problema. Y la culpa también la tiene el PP. Reinstaurar el tributo de las cien doncellas como medio de asegurar la alianza de civilizaciones resulta ahora casi imposible en la práctica. Porque, vamos a ver, ¿de dónde voy a sacar ahora nada menos que 100 doncellas?
(lo captó un espía para Sarastro)