Inicio

La Coruña, con L de libertad

Imagen: La Coruña, con L de libertad

Doma y castración del Reino de Galicia

 

Reyes Catolicos Galicia

Nacionalismo en las aulas

juventud nazionalista

1980

 

cartel 1980 300x136

Una considerable multitud, que de algún modo cabría comparar con las que se vienen manifestando en España contra el desmantelamiento del sistema constitucional, ha expuesto sus deseos de parar la deriva islamista del país. La Turquía republicana de Mustafá Kemal Atatürk vuelve a estar amenazada por el islamismo.
Previamente, los militares turcos guardianes del laicismo y la separación de la Religión del Estado han dado un aviso renovando su vehemente apoyo al sistema laicista republicano, advirtiendo que intervendrán decisivamente en su defensa.


Curiosamente, el comisario europeo para la ampliación de la UE, Olli Rehn ha pedido al ejército turco que se mantenga alejado de los asuntos políticos. Eso del respeto a la democracia está muy bien pero parece que Europa no escarmienta. Tras el caso Persia del Sha, o Argelia, se pretende dejar hacer a los enemigos de la libertad, olvidando que la sharia del Islam y democracia o derechos ciudadanos son cosas incompatibles en la práctica y que no hay peor fanatismo que el fanatismo religioso.

Por si fuera poco, Turquía, solar de varias civilizaciones y culturas, entre ellas el helenismo, nuestro helenismo, además está situada un lugar estratégico clave para los intereses de Occidente. Y forma una primera barrera contra el desbordamiento del Islam violento como antes lo fue del imperialismo soviético.

Cuando Huxley representante de la UNESCO visitaba Turquía a mediados del siglo pasado glosaba el esfuerzo de Ataturk, constataba que Turquía había avanzado mucho y muy aprisa… y que había puesto firme e irrevocablemente los pies en la ruta de su modernización.

El españolito medio, tan ocupado con los desastres nacionales, quizás no valore el esfuerzo, no sin retrocesos, de la Turquía moderna por recuperar el tiempo perdido y asemejarse en cuanto a modernización y sistema político a un país occidental pese a todas las dificultades de la magna empresa emprendida por Attartuk. Si Turquía ha avanzado mucho durante las revolucionarias décadas que siguieron a la primera guerra mundial algo ha fallado en la educación y la sociedad cuando los humillantes velos islámicos los lucen ahora no ya las campesinas analfabetas de la Turquía asiática, sino también las estudiantes universitarias de la cosmopolita Estambul. Y las turbas islámicas asesinan cristianos o asaltan editoriales con cierta impunidad.

Pero conozca o no el hermoso país, y en verdad que merece la pena, el españolito medio podrá hacerse una idea de lo que se juega Turquía y también Occidente, atendiendo a las posturas de algunos de nuestros compatriotas. Así, las de los galleguistas, como el ilustre Vicente Risco, dedicatario del Día de las Letras Galegas 1981, y recientemente homenajeado por Fraga. Decía nuestro ilustre prócer galleguista en su hermosa Teoría del nacionalismo gallego, escrita en 1920:

O caso actual, mais agudo e o de Mustafá Kemal, que pode decirse e un verdadeiro asesino da sua patria. …en realidade tratase de pobres espritos que perderon a fe na cultura tradicional sen poderense adornar deica a fondo da dos seus nemigos….nada mais infame mais grotesco nen mais plebeyo qu`iste nacionalismo materialista e envejoso de descastados…

Pero el ilustre galleguista rememorado por nuestra Xunta, Vivente Risco, es el mismo que también sostenía que:

na nacionalidade galega sinifica a superioridade indiscutible da nosa Raza sobre das razas morenas euroafricanas de Iberia, e polo tanto a injusticia de que sexamos domeñados e gobernados por iles.

Que los gallegos, de pura raza celta, deberían ser independientes para no ser gobernados por los morenos ibéricos de razas africanas.

Y que ahora el aliado de los islamistas para derribar el régimen laico turco es otro no menos tenebroso personaje liberticida. En efecto, ha acertado, nuestro risueño ZP.

Y es que detrás de sus disfraces, galleguistas, integristas islámicos, zetapetistas forman una auténtica alianza de civilizaciones contra la Libertad.